Servidor DNS NoIP

Una dirección IP es un conjunto de 4 números de 0 a 255 separados por puntos, que identifica a una equipo en una red (un conjunto de equipos conectados entre sí). Un mismo equipo tendrá asignada una IP por cada red a la que esté conectado.

Independientemente de su tamaño, Internet no deja de ser otra red, por lo que es evidente, según la definición anterior, que todo equipo, por el hecho de estar conectado a ésta, contará con una IP por la que es conocida y referenciada por los demás equipos de la red. Esta IP, al contrario de las IPs de una red local que podemos asignar nosotros mismos, viene dada por el proveedor de acceso a internet, y podemos consultarla abriendo una página de internet y escribiendo www.whatismyip.com. El Módulo Cliente/Servidor también indica la IP Pública de nuestra ADSL.

Existen dos tipos de direcciones IP Públicas, una de ellas es una IP Fija, la cual debemos contratar con nuestro proveedor de internet, y una IP Dinámica, que es la que viene por defecto, pero tiene la peculiaridad que varía cada cierto tiempo.

Si utilizamos la tecnología Cliente/Servidor, siempre recomendamos la dirección IP Fija, por la sencilla razón de que configuramos nuestro módulo una vez y como no cambiará la dirección a la que nos conectamos, no será necesario que volvamos a configurarlo más.

La parte negativa es que este servicio no es gratuito, y por tanto, tendrá un coste mensual que debemos abonar a nuestro proveedor de ADSL.

Si utilizamos una IP Dinámica, no tendríamos que pagar ningún plus por nuestro servicio de ADSL, pero tendríamos un inconveniente, y es que, si configuramos el Módulo Cliente/Servidor con una dirección IP Pública y la misma cambia transcurrido un tiempo, tendremos que volver a configurar el módulo con la nueva IP.

Una solución a esa variación en la dirección IP Pública se encuentra en los Servidores DNS, los cuales transforman la dirección IP (ya sea fija o dinámica) en un nombre, así, en lugar de conectarnos a la dirección 213.171.218.201, nos conectaríamos a la dirección midominio.com.

En este caso, trataremos los Servidores DNS con IP Dinámica.

El servicio de DNS dinámica de No-IP permite identificar tu PC con un nombre de dominio fácil de recordar, como TuNombre.no-ip.com en lugar de con un número extraño del tipo 213.171.218.201 y poder montar un servidor sin complicaciones independientemente de si tenemos o no una IP Fija.

El mantener un dominio tiene un coste, aunque no muy elevado, pero si obliga a pagar una cuota (normalmente anual), para disfrutar del servicio.

Pero existen servicios alternativos como No-IP o DynDNS que nos ofrecen subdominios (tendremos URLs de la forma miweb.dominio, como por ejemplo miweb.no-ip.com) de forma gratuita y sin publicidad.

Como ya sabemos, asociar un subdominio a nuestro equipo nos dará la ventaja de que no tendremos que recordar su IP. Pero además, como comentábamos, servicios como No-IP cuentan con la ventaja añadida de que no tendremos que preocuparnos por el hecho de tener una IP dinámica (una dirección IP que cambia cada cierto tiempo) ya que éste proporciona un programa que informa cada cierto tiempo de las actualizaciones de nuestra IP de forma que la correspondencia nombre de dominio – dirección IP sea la correcta.

Y ahora, aunque no sea demasiado complicado, sigamos con un paso a paso sobre No-IP.

Lo primero, evidentemente, es crear una nueva cuenta en su web. Entra en www.noip.com y rellena los datos requeridos. Recibirás un email en la cuenta de correo proporcionada con un enlace sobre el que debes hacer click para activar el nuevo usuario.

Una vez hecho esto, entra en su web introduciendo tu correo electrónico y contraseña. Tras identificarnos, se nos mostrará una interfaz desde la que podremos administrar la correspondencia entre los subdominios que hayamos creado y sus direcciones IP.

Para añadir un nuevo nombre de dominio haremos click en el icono "Add Host". En hostname escribe el nombre que quieras, y elige también el dominio que mejor te suene. En “Host Type” deja marcada “DNS Host (A)” y en “IP Address” introduce tu IP, si la web no la detectó correctamente.



Listo. Pulsa sobre “Add Host” para proceder. No-IP te informará de que se necesitarán unos 5 minutos antes de que el nuevo subdominio se añada al servidor DNS, y por lo tanto, antes de que el subdominio pueda ser resuelto a la IP correspondiente.

Si nuestra IP es dinámica, como ya comentamos, podemos instalar el cliente de actualización, que encontraremos en la sección Download Client, para que este se encargue de notificar a No-IP cuando nuestra dirección IP cambie.

Selecciona tu sistema operativo e inicia el programa de instalación. Al arrancar por primera vez el programa te pedirá la cuenta de correo y contraseña con la que te registraste en No-IP.



Una vez identificado, el programa mostrará los distintos subdominios registrados en No-IP para esa cuenta, cada uno de ellos con un pequeño emoticono con gafas de ciego, que indica que el programa no está notificando los cambios para ese subdominio.

Marca la casilla que encontrarás a su izquierda para hacer que se informe de los cambios de la dirección IP del PC actual a ese subdominio. Si no hay ningún problema, el emoticono debería convertirse en una carita sonriente y podrás acceder a tu PC escribiendo el nombre de dominio. En caso contrario revisa, por ejemplo, la configuración de tu firewall o router.





Otros Manuales Técnicos

Cierre Ejercicio MultiTienda Cierre de Caja

Boletines Técnicos SimplyGest en iMac Configur. e-Mail